Adafu’s Weblog


GRANDES DIVAS DEL CINE DEL SIGLO XX
junio 19, 2008, 8:21 am
Filed under: Uncategorized

Marilyn Monroe:

Su infancia fue de lo más desgraciada, su madre sufría ataques de locura y la niña pasó de hogar a hogar y de orfanato a orfanato. Su padre era desconocido aunque ella fue registrada con el apellido Mortenson.
A los 15 años fue violada y entregó a su hijo, fruto de la violación, a un orfanato. Con sólo 16 años contrae matrimonio por primera vez y comienza a trabajar en una fábrica de montaje de paracaídas.

Fue Harry Lipton, de la Fox, el que la descubrió. Tomó algunas clases de arte dramático pero las cosas no rodaban del todo bien.Pagó peaje sexual para conseguir algunos papeles y el secreto de su contoneo residía en el recortamiento de uno de sus tacones. Su oportunidad le llegó de la mano de Groucho Marx en la película “Amor en conserva”. Era insegura e inpuntual y retrasaba todo lo posible el momento de ponerse ante las cámaras. Llegó a repetir hasta 65 veces alguna de sus escenas.Su adicción a ciertas drogas como el Seconal, era ya manifiesta. Marilyn siempre tuvo terror a dormir y no podía conciliar el sueño sin tranquilizantes.La degradación total de la actriz comienza en 1958.

La industria del cine no la quiere por su falta de profesionalidad y sus constantes retrasos que hace perder miles de dólares a los estudios. Prepara “Con faldas y a lo loco”, uno de sus mayores éxitos que, sin embargo, le iba a deparar un rodaje insufrible a sus compañeros, Jack Lemmon y Tony Curtis, quienes pasaban horas maquillados de mujer esperando rodar las secuencias en las que aparecían con Marilyn, que en esa fecha estaba casada con Arthur Miller.Otro aborto, tras terminar la película, la llevó directa al hospital para una operación de ginecológica. Su salud ya nunca fue buena, a la vez que su matrimonio con Miller estaba en franco deterioro. Él le había regalado el guión de “Vidas rebeldes” con Clark Gable y Monty Clift, cuyo rodaje se estableció en Reno y también estuvo cuajado de problemas. En 1962, tras divorciarse de Miller, comienza el rodaje de “Something´s to give” dirigida por George Cukor. Fue su última película y no llego a termiarla.En la madrugada del 4 al 5 de agosto de 1962 murió, oficialmente por una sobredosis de barbitúricos aunque su muerte sigue rodeada aun de un halo de misterio. Tuvo cuatro maridos y docenas de amantes, pero siempre se sintió sola.

 

Brigitte Bardot:

Actriz francesa nacida el 28 de septiembre de 1934 en Paris.Hija de Louis “Pilou” Bardot y de Anne-Marie Mucel.
Conocida como BB, Bardot es considerada la personificacion del mito erotico mas importante de los años 50- 60.

Su padre era directivo de una empresa industrial y su mamá se dedicaba a organizar desfiles en una casa de modas; esto ayudó a la pequeña Brigitte a destacarse en las pasarelas, desde muy temprano.Luego, en la adolescencia, Brigitte Bardot estudiaba en el Conservatorio Nacional de Danza con Boris Kniaseff. Apenas con 15 años conoció a un joven guionista y ayudante de dirección, Roger Vadim, con quien vivió su primer y apasionado amor. Fue una historia difícil la que vivieron los dos. Ella quería casarse antes de los 18 años y su padre se lo impidió. Se sabe que el día en que Roger fue a pedirle la mano, el padre de Brigitte lo esperó con un revólver en su escritorio y lo echó de su casa. Finalmente se casaron un 20 de diciembre de 1952 en el Registro Civil del distrito de Auteuil en París. Al año siguiente, ya era una estrella de moda.
Trabajó en la película Ladrones al claro de luna, polémica por sus escenas de desnudez. A ella siguieron películas como El gran seductor y Dichosa muchacha. A principios de los 60 ya cobraba cerca de un millón de francos para rodar su primer película protagónica, Y Dios creó a la mujer…, junto a su marido como director. Este film la consagró con muchísimo éxito, pero le acarreó grandes problemas en su vida matrimonial, lo que significó la ruptura con Vadim. Pero pronto se descubrió un romance muy breve y contradictorio con el protagonista de la película, Jean-Louis Trintignant, con quien convivió después de pedirle el divorcio a su marido.Cuando tenía 45 años, la prensa francesa le contabilizaba 42 amantes. Entre estos podemos nombrar al cantante Gilbert Becaud (al dejarla por su esposa intentó suicidarse), el músico Sacha Distel o el actor Jacques Charrier (con quien se casó y tuvo un hijo el 11 de enero de 1960 llamado Nicholas). Al poco tiempo estuvo con el actor Sami Frey, por quien estuvo al filo de la muerte cuando se separaron, al igual que el mismo Sami, que intentó quitarse la vida. Muchos romances son los que formaron parte de su vida.
A los 39 años se retiró del cine. Para entonces había filmado más de 60 películas, y su figura entera había sido fotografiada unas 60 mil veces. Sus gestos, tan personales, estaban llenos de una sensualidad diferente, que no dejaba a nadie afuera; parecía buscar complicidad y picardías en el espectador. Su cuerpo hablaba en las fotografías, demostrando diversos mensajes continuamente.
Brigitte representó un movimiento hacia la libertad femenina que acaparó los años 60 en Francia. Pero claro, Brigitte sentiría un abismo de libertad que le producía manifestarse graciosa, simpática, hasta sensual, para no sentirse tan sola. Todo provenía de una gran necesidad de afecto, lleno de desgarradoras depresiones que ocasionalmente la llevaron a intentar varias veces quitarse la vida. Cuando cumplió 50 años dijo: “Lo difícil no es vivir; lo difícil es sobrevivir”. Para entonces los animales llenaban su vida.
En 1962 accedió a contar su vida en televisión. Estallaron las mediciones de audiencia. El mito, pese a los años, no había muerto. Brigitte poseía en su casa, La Mandrague, en la costa del Mediterráneo, una colección de animales recogidos o comprados a sus expropietarios, que los maltrataban: un asno, siete perros, sesenta gatos, tres cabras… Hasta hace poco contribuían a paliar su soledad. “Sé lo que es vivir sin amor”, dijo. “Sé lo que es necesitar que nos abracen, y despertar a solas en mi cuarto”.

 
Audrey Hepburn :

Durante su juventud Audrey sufrió la Segunda Guerra Mundial en Holanda. Estudió para ser bailarina hasta que le llegó su gran oportunidad con el musical de Broadway Gigi (1951). Después protagonizó Vacaciones en Roma (1953), su primer papel en Hollywood, por el cual gano el Oscar a la mejor interpretación femenina. Durante los años siguientes Audrey se convirtió en una de las actrices más queridas y populares de la meca del cine. Durante estos años protagonizó My Fair Lady (1964) el famoso musical multi-oscarizado, y el que se considera el papel de su carrera, la Holly Golightly de Desayuno con diamantes (1961). Su última aparición en el cine se produjo en 1988, desde entonces y hasta su muerte en 1993, Audrey colaboró activamente con UNICEF, convirtiéndose en embajadora de buena voluntad. Audrey entró en la historia como una de las mayores estrellas de Hollywood.

 

Rita Hayworth

Rita Hayworth en 1942

Margarita Carmen Cansino, mejor conocida como Rita Hayworth, (Nueva York, 17 de octubre de 1918 — id., 14 de mayo de 1987) fue una de las actrices más emblemáticas de la época dorada del cine norteamericano, además del sex symbol indiscutible de la década de los años 40.

Hija del bailarín Eduardo Cansino, natural de Castilleja de la Cuesta (Sevilla, España), y de Volga Hayworth, de origen irlandés. Rita empezó su carrera como bailarina junto a su padre, Eduardo, y con su nombre real, a la temprana edad de 13 años.

Llegó a Hollywood en 1933, y, desde 1935, comenzó a actuar como actriz en papeles secundarios, realizando muchas películas de serie B en las que sobre todo destacó por sus dotes para la danza, o por su elegante aspecto. De esta etapa destaca la película Charlie Chan en Egipto (1937, de Louis King), película perteneciente a la saga dedicada al célebre detective oriental, en la que trabajó junto a Warner Oland, que encarnaba a Chan.

Fue su marido por aquel entonces, Edward Judson, quien la lanzó al estrellato, convirtiéndola en su mejor inversión personal. Judson le consiguió un contrato con Columbia Pictures, productora que necesitaba de estrellas importantes y a quien la actriz acabaría colocando entre las primeras compañías cinematográficas (“Rita Hayworth es la Columbia”, dijo Frank Sinatra), reportándole millonarios ingresos sólo con su presencia. En dicha tesitura, Harry Cohn, magnate de la productora, se enamoró de ella. La presión y las disputas por este motivo entre la actriz y el productor darían mucho de qué hablar entre los profesionales de la industria, y él estuvo toda la vida obsesionado con ella, que no respondió a sus deseos.

Su primer papel importante fue como secundaria en una inolvidable película: Sólo los ángeles tienen alas (1939), de Howard Hawks, lo que hizo que la crítica también se empezara a fijar en ella. Rita Hayworth poseía una personalidad tímida y bondadosa, que contrastaba con su fuerza y enorme impacto en la pantalla. En este film, compartía cartel con Cary Grant, Jean Arthur y Thomas Mitchell, y entre tanto talento, supo destacar. Luego rodó una deliciosa comedia junto a Brian Aherne: Una dama en cuestión (1940, Charles Vidor).

Rita ingresó triunfante en la Twenty Century Fox (compañía que años atrás la rechazara), reclamada por Rouben Mamoulian, para interpretar a Doña Sol en la superproducción basada en la novela de Vicente Blasco Ibáñez Sangre y arena (1941, Rouben Mamoulian), junto a Tyrone Power y Linda Darnell. Esta película significó su lanzamiento como sex symbol indiscutible durante toda una década. Su carrera ya era imparable y se convirtió en una de las más grandes estrellas de su época y en la actriz mejor pagada del cine.

Luego intervino en dos comedias musicales de amplio eco popular, junto a Fred Astaire (quien la consideró su mejor pareja de baile, y a quien empequeñeció en la pantalla): Desde aquel beso (1941), de Sidney Lamfield, y Bailando nace el amor (1942), de William A. Seiter. Estos éxitos y sus dotes para el género la llevaron a protagonizar un musical ya clásico: Las modelos (1944, Charles Vidor), junto al mítico Gene Kelly y Phil Silvers, filme innovador en su día, por trasladar los números de baile de salón a ambientaciones callejeras. En esa época rodó, con James Cagney y Olivia de Havilland, un melodrama de primer orden (Pelirroja), dirigido por Raoul Walsh; una cinta biográfica junto a Victor Mature y Carole Landis, titulada Mi chica favorita (1942, Irving Cummings), y un musical que fluctúa entre la comedia y el drama de tono menor, pero bastante satisfactorio: Esta noche y todas las noches (1945, Victor Saville), junto a Lee Bowman y Janet Blair.

MARLENE DIETRICH:

Marlene Dietrich:

Marie Magdalene von Losch llamada Marlene Dietrich (Berlín, 27 de diciembre, 1901París, 6 de mayo, 1992) fue una actriz y cantante alemana que adoptó la nacionalidad estadounidense.

 

A  su madre, viuda de un teniente de la Policía Real prusiana, no le gustó que Marlene, o mejor dicho, María Magdalene Dietrich von Losch, abandonase un brillante futuro como violinista con el vago pretexto de una lesión en la muñeca, para matricularse en la escuela teatral del prestigioso Max Reinhardt.

Ya en aquellos años Marlene, que había nacido casi con el siglo, en diciembre de 1901, solía irrumpir en clase con una boa de plumón o un sombrero llamativo. A veces pedía un perro prestado y hacía una espectacular aparición arrastrando lánguidamente un pastor escocés. El Berlín de los años veinte era como lo describió Bertolt Brecht “una maravillosa aventura, desbordante de cosas con el gusto más espantoso…¡Pero cuánto fasto!”. En ese Berlín de los nuevos teatros, los cabarets, los cafés de artistas, las fiestas salvajes y la prostitución callejera, en esa “Babel del mundo” como dijera Stefan Zweig, inició su carrera teatral Marlene Dietrich, con más obstinación que facultades. Se estrenó en el cine alemán en una breve intervención en Tragedias del amor que dirigió Joe May, un prolífico director de los primeros tiempos del cine. Su aparición en dicha película, en el papel de la descarada amante de un juez, no hubiera pasado de mera anécdota de no haber conocido en el rodaje a Rudolf Sieber, un atractivo eslovaco-alemán, ayudante de dirección de May, con quien Marlene se casaría en mayo de 1923 . Fue el padre de su única hija, María, y a pesar del batallón de amantes de uno y otro sexo que coleccionó Marlene a lo largo de su vida, nunca llegaron a separarse oficialmente.

A más de un crítico de la época le llamó la atención la caída de ojos y lánguida indiferencia de aquella meritoria que aparecía siempre en segundo plano en papelitos de coqueta o de mujer de vida alegre. Tampoco pasaba desapercibida en las noches berlinesas. En una fotografía de aquellos años se la puede ver en un conocido club de mujeres con un esmoquin de caballero, y fue sonado el sensual tango que bailó con Carola Noher, la actriz de la producción original de La ópera de tres centavos, en el baile de gala de Eugen Robert, que era entonces director del teatro Tribune.

GRETA GARBO:

 (18 de septiembre de 190515 de abril de 1990) fue una actriz de cine sueca. Nació en Södermalm, barrio humilde de Estocolmo (Suecia), con el nombre de Greta Lovisa Gustafsson.

Especialmente conocida con el apodo de “La divina” o “la mujer que no ríe” debido al rictus serio de su rostro, rictus que sólo fue interrumpido en una escena de su memorable filme Ninotchka en la cual suelta sorpresivamente una carcajada en un hecho que hizo correr ríos de tinta en los periódicos con el titular “la Garbo ríe”; su vida siempre estuvo rodeada de misterio y de múltiples preguntas que jamás respondió.

Precisamente su enigmático comportamiento dio pie a múltiples rumores en los medios acerca de su bisexualidad (entre esos rumores, el de ser amante de la actriz mexicana Dolores del Río y la escritora Mercedes de Acosta), rumores que sus amigos nunca confirmaron o desmintieron, y que a la larga sólo acrecentaron su propia leyenda convirtiéndola en uno de los más grandes mitos del séptimo arte, aún hoy su rostro es considerado quizás el más perfecto que haya pasado por la gran pantalla.

Inició su carrera como actriz en Suecia y filmó dos películas junto al director Mauritz Stiller, quien también sería contratado por Hollywood.

Fue nominada como mejor actriz por la Academia Americana de Cine en 1930, 1932, 1937 y 1939, pero nunca recibió un Oscar, olvido que años más tarde la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas decidió enmendar con un Oscar honorífico en 1954 que rechazó, porque según sus propias palabras “no quería verle la cara a nadie”. Su frase más famosa en vida fue “quiero estar sola”, la cual definió su estilo de vida ermitaño y un tanto huraño, pues a diferencia de otras estrellas la Garbo se mantuvo alejada de los grandes eventos de Hollywood, prefiriendo la soledad y el anonimato.

En la cúspide de su popularidad Garbo se retiró del cine a la temprana edad de 36 años y vivió el resto de su vida en un departamento en Nueva York cerca de Central Park, totalmente retirada y evitando cualquier contacto con los medios informativos, quienes la acosaron hasta el último momento de su vida persiguiéndola para fotografiarla en su vejez, motivo por el cual se le veía siempre utilizando lentes oscuros y sombreros para ocultar su rostro. Murió en Nueva York a los 84 años de edad víctima de un síndrome renal y de neumonía.

 

SOPHIA LOREN:

ht

Sofia Villani Scicolone (n.20 de septiembre de 1934), más conocida como Sophia Loren es una actriz italiana ganadora de los premios Oscar y Globo de Oro.

Hija de la maestra de piano Romilda Villani y el ingeniero Riccardo Scicolone, creció en Pozzuoli (cerca de Nápoles) durante la Segunda Guerra Mundial.

Loren comenzó su carrera en actuación a comienzos de la década de 1950, con pequeños papeles en películas italianas. En esos tiempos, actuó como extra junto con su madre en la película Quo Vadis, que fue filmada en Roma. Trabajó también como modelo en fotonovelas semanales (fotoromanzi), acreditada como Sofia Villani o Sofia Lazzaro. Fue modelo en varios concursos de belleza, donde ganó varios premios y conoció a su futuro marido, Carlo Ponti, productor de películas, con quien se casó el 17 de septiembre de 1957. Juntos tendrían dos hijos, Carlo Ponti Jr. y Edoardo Ponti. El matrimonio fue anulado temporalmente para evitar una demanda legal contra Ponti tras acusarle de bigamia, y se casaron nuevamente en 1966.

Su carrera comenzó a despegar cuando conoció, en 1954, a Vittorio De Sica y Marcello Mastroianni. Para la segunda mitad de la década de 1950, Loren era popular en Hollywood, protagonizando películas junto con Frank Sinatra y Cary Grant. Loren firmó un contrato por cinco películas con los estudios Paramount. Entre sus trabajos de esta época están Deseo bajo los olmos (Desire under the elms, con Anthony Perkins), Houseboat (con Cary Grant) y Heller in Pink Tights, bajo la dirección de George Cukor, en 1960.

Sophia Loren se ganó el respeto de la audiencia por su participación en dramas y comedias, especialmente en proyectos italianos, donde era más libre para expresarse. En 1960, su desempeño en Dos mujeres, de Vittorio de Sica, le proporcionó varios premios, entre ellos el de mejor actriz en los festivales de Cannes, Berlín y Venecia. Además, ganó el premio Oscar como mejor actriz, siendo la primer persona que lo ganaba con una actuación en un idioma diferente al inglés. No obstante su típica apariencia de una actriz hermosa, pero cabeza hueca, Loren era reconocida por su inteligencia y agudeza. Uno de sus dichos más frecuentemente recurridos, se refiere a su dieta: “todo lo que ven, se lo debo al spaghetti”.

En 1980, Sophia Loren tuvo el raro privilegio de actuar como ella misma y como su madre, en el filme biográfico para televisión. La película estaba basada en su libro autobiográfico titulado Sophia: su propia historia. Su nombre apareció en los encabezados de todo el mundo en 1982 por razones extraartísticas, pues recibió una sentencia de cárcel de 18 días, por evasión fiscal.

Ya en sus sesentas, Loren fue más selectiva en sus papeles, y además incursionó en otros tipos de negocios, publicando libros de cocina, publicitando anteojos, joyería y perfumes, siendo la primer actriz en lanzar una fragancia propia. Actuó en la película Prêt-à-Porter, de Robert Altman, y en la comedia Grumpier Old Men (Dos viejos más gruñones), junto con Walter Matthau y Jack Lemmon.

En 1991, Loren recibió un Oscar honorario por su contribución al mundo del cine, y fue declarada uno de los tesoros mundiales del cine.

En Chile, esta actriz es homenajeada dándole su nombre de manera informal a una serie de locomotoras Italianas (E – 32) por parte de los trabajadores ferroviarios, debido -según se dice- a la forma curva de los extremos de las máquinas. Estas locomotoras prestan servicios en EFE desde 1962.

ELIZABETH TAYLOR:

Elizabeth Rosemond Taylor (n. 27 de febrero de 1932) es una famosa actriz inglesa ganadora del premio Oscar. Reconocida por su espectacular y singular belleza y actuación en películas como Cleopatra o ¿Quién le teme a Virginia Woolf?, por su tormentosa vida privada y por poseer los ojos de color violeta, algo único en Hollywood y extremadamente raro en el mundo.

Elizabeth Taylor, cuyo nombre completo es Elizabeth Rosemond Taylor, fue durante varias décadas una de las actrices más prestigiosas de Hollywood. Es hija de emigrados estadounidenses en el Reino Unido, con los que regresó poco antes de la Segunda Guerra Mundial. Su padre era marchante de arte y su madre una actriz en retiro.

Tras participar en varias comedias de escasa calidad, se hizo estrella a la edad de 12 años con la película National Velvet (1944). Su siguiente gran éxito sería El padre de la novia (1950). Durante las décadas de 1950 y 1960 se convirtió en una de las mayores estrellas del firmamento de Hollywood gracias a su presencia en títulos tan significativos como Gigante (1956), junto a Rock Hudson, de quien se hizo muy amiga; La gata sobre el tejado de zinc (1958), al lado de Paul Newman; De repente el último verano (1959), (junto a Montgomery Clift y Katharine Hepburn); Una Mujer Marcada (1960), y la película más cara en la historia del cine: Cleopatra (1963), por la que se convertiría en la primera actriz en cobrar la para entonces astronómica suma inicial de un millón de dólares. Sin embargo, aunque con ese monto Elizabeth Taylor se convirtió en la estrella mejor pagada de la historia, debido a multitud de retrasos, contratiempos y un aparte de la taquilla, terminaría cobrando la exagerada e increíble suma de siete millones de dólares, superando así por siete veces su propio récord. Fue en el rodaje de esta películo donde conoció a Richard Burton.

Liz Taylor supo explotar con maestría su turbador e innegable atractivo sexual y dio que hablar a través de sus romances polémicos (incluso el mismo Vaticano la acusó de “vagancia erótica”, frase que inundó los titulares de todo el mundo), aunque algunas fuentes la describen como bastante convencional en el amor: dicen que, si se casó ocho veces, fue porque no era proclive a aventuras fugaces y quería formalizar cada nueva relación con una boda.

Tan famosa por su carrera cinematográfica como por su vida sentimental, Liz Taylor ha sido objeto de la prensa rosa por sus constantes divorcios y matrimonios y por sus problemas de salud, sobre todo con el alcohol, y por una lesión de columna que ha requerido diversas operaciones, además de un tumor cerebral. Desde hace años acude a actos públicos en silla de ruedas.

Ha recibido dos premios Oscar: por Una mujer marcada (1960) y por ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1966), además de tres nominaciones más, todas ellas en la categoría de mejor actriz principal. Célebre también por sus labores humanitarias en la lucha contra el SIDA desde la muerte de su amigo Rock Hudson, colabora desde hace años con una sociedad dedicada a la lucha y la investigación de esta grave síndrome.

Fue por este motivo galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1992. Ademas ese mismo año participó en el concierto en tributo a Freddie Mercury, hablando acerca de la prevención necesaria para combatir el SIDA.

 

JUDY GARLAND:

Judy Garland (n. 10 de junio de 1922 – m. 22 de junio de 1969), nombre artístico de Frances Ethel Gumm, fue una actriz y cantante estadounidense, una de las más populares de la Época Dorada de los musicales de Hollywood. Estuvo casada con el director de cine Vincente Minnelli, con el que tuvo una hija, la también actriz y cantante Liza Minnelli.

Creció en una familia consagrada al espectáculo ya que sus padres, Frank Gumm y Ethel Milne, y sus hermanos se dedicaban al teatro musical, en particular al mundo del vodevil. La actriz comenzó a andar encima de un escenario a los tres años ya que aparecía en las funciones de sus familiares. Poco después y cuando todavía era una niña, su madre la impulsó a crear junto con sus hermanas el conjunto femenino llamado The Gumm Sisters Kiddie Act. Fue en esta etapa cuando la pequeña Frances cambió su nombre por el de Judy Garland, bajo sugerencia del productor y actor George Jessel. A mediados de los años 30, y con el trío ya disuelto, Judy se dirigió con su madre a Hollywood para participar en varias pruebas cinematográficas que demostraron el elevado talento vocal de la gran intérprete. Y, a los 13 años, consiguió firmar un contrato con los estudios Metro Goldwyn Mayer (MGM), lugar en donde brillaría en imprescindibles títulos como Pigskin Parade (1936) y Andrés Harvey de enamora (1938).

Después de varios roles secundarios, a los 16 años consiguió el papel de Dorothy en la hoy mundialmente famosa película El Mago de Oz (1939), y desde ese entonces, es asociada con la canción Over the Rainbow. Esta actuación le valió un Oscar especial a la mejor actriz juvenil. Luego del éxito de “El Mago de Oz”, Garland se convirtió en una de las actrices más cotizadas de MGM.

Para continuar con el ritmo frenético de filmar una película después de la otra, Garland y un grupo de sus amigos actores, entre ellos Mickey Rooney, comenzaron a tomar anfetaminas y barbitúricos antes de dormir. Para Garland, esta constante dosis de drogas la llevaría a la drogadicción y a una lucha de por vida.

La apariencia física de Garland era juzgada como inaceptable por MGM, y en muchas ocasiones se sentía poco atractiva. No poseía la clase de belleza que poseían sus compañeras, y esto le causaba gran ansiedad. Por lo tanto, Judy se sometió a grandes transformaciones durante su carrera. En 1944, MGM le dio a Garland una nueva maquilladora, Dorothy Ponedel. Ella cambió la apariencia de muchas formas, desde cambiar la forma de sus cejas hasta modificar la línea del pelo y la forma de sus labios. A Judy le agradaron tanto los resultados que siguió trabajando con Dorothy a través de todo su contrato con MGM.

Una de las películas más aclamadas de Judy fue Meet me in St. Louis, filmada en 1944, en la que cantó varios temas. En 1945 filmó The Clock, su primer filme dramático. Aunque obtuvo muy buenas críticas, los admiradores esperaban que siguiera cantando, por lo que la mayoría de sus roles eran en musicales. En Septiembre de 1945 se casó con el director de películas Vincente Minnelli, y en 1946 dio a luz a su hija Liza. Poco tiempo después, el frustrante horario de trabajo empezó a afectar a Garland, lo que causó que faltara a varios días en los rodajes sus películas. En 1947, mientras filmaba El Pirata, Garland tuvo una crisis nerviosa. Luego, se hizo muy notorios los problemas emocionales que sufría Garland, lo que llevaron a que perdiera su contrato con MGM. Dos meses después, intentó suicidarse. Su inestabilidad emocional se reflejaba también en otros aspectos de su existencia, en especial en su adicción a las drogas.

En 1951, Judy y Vincente se divorciaron, y ella se casó con Sif Luft, su jefe. En 1952 dio a luz a su hija Lorna. Luego, empezó a dar conciertos en Inglaterra, Escocia e Irlanda, y en 1951, recibió un premio Tony. En 1954, filmó Ha nacido una estrella, la que le proporcionaría su primera nominación al Oscar. En 1955, ganó el Globo de Oro como Mejor actriz en una comedia o musical.

Tras el divorcio de Luft, comenzó una lucha por la custodia de sus hijos y cometió varios fallidos intentos de suicidarse. En 1964 se volvió a casar con el actor Mark Herron, de quien se divorció en 1968.

A principios de los años 60, CBS hizo un trato de 24 millones de dólares para filmar una serie semanal de televisión, la cual, aunque parecía ser muy prometedora, obteniendo 4 nominaciones al Emmy, no duró más de 26 episodios y resultó ser tanto personalmente como emocionalmente devastador para Garland. El último concierto de Judy Garland fue en 1969 en Copenhague.

Los problemas de su infancia se hicieron más notorios mientras luchaba por sobreponerse a varios problemas personales, incluyendo las drogas. En marzo de 1969 contrajo matrimonio con el empresario Mickey Deans, quien la encontró muerta el 22 de junio en el baño debido a una sobredosis de barbitúricos. Murió a los 47 años en Londres. Es frecuente la conexión entre su muerte y posterior funeral y los disturbios de Stonewall del 28 de junio de 1969, origen del movimiento de liberación homosexual moderno. Garland era un icono gay cuya muerte fue especialmente sentida por el colectivo gay y cuya celebración del funeral en el bar Stone Wall Inn fue interrumpida por la policia el 28 de junio de 1969 generandose la consiguiente revuelta que ha dado origen al Día del Orgullo Gay.

 

 

 


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: